Circuitos Pequeños

Circuitos Pequeños

Los circuitos pequeños son los más adecuados para aquellas personas no iniciadas en la conducción en circuito. 

Son divertidos y permiten conocer las posibilidades de su coche mientras aprende a trazar, frenar y acelerar en seguridad. 

La velocidad máxima en este tipo de circuitos no suele superar los 160 km/h aproximadamente.

La única modificación recomendable para vehículos deportivos es el cambio del líquido de frenos por uno de mayores prestaciones. El desgaste de neumáticos y de frenos es mucho menor que en los circuitos más grandes.

Albi

Longitud: 3.573 m 
Longitud recta: 770 m
Ancho: entre 10 y 12 m

 

Albi

Circuito francés, situado a menos de una hora en coche de Toulouse y a unas cuatro horas de Barcelona. Circuito muy rápido, con chicanas que parecen saltarte a la cara. Cuenta con buenas instalaciones, entre ellas una pista de aterrizaje para aviones de hasta 80 pasajeros.

Calafat

Longitud: 3.250 m 
Longitud recta: 650 m
Ancho: 10 m

Calafat

Situado en la provincia de Tarragona, cerca del magnífico Delta del Ebro, está a aproximadamente una hora y media de Barcelona y a dos horas de Valencia. Circuito inaugurado en 1974 y ampliado en 1987, en el año 2009 emprendieron varias reformas, como el re-asfaltado de la pista, las escapatorias o el restaurante. Tiene un trazado sinuoso, lo que lo convierte en un circuito ideal para mejorar habilidades de conducción. Ambiente agradable y familiar garantizado.

Lédenon

Longitud: 3.150 m 
Longitud recta: 470 m
Ancho: entre 9 y 12 m

Lédenon

Circuito situado en las afueras de la preciosa ciudad francesa de Avignon, queda a menos de cuatro horas de autopista de Barcelona y a tres de Girona. Uno de los circuitos más sinuosos y técnicos de Francia y de los más espectaculares de Europa. Se conduce en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Impresionan sus varios pasos a ciegas debido al desnivel.